Espalda

Que tipos de soportes para espalda hay?

Los soportes para espalda son soportes que se usan en una espalda dolorida, lesionada o por prevención.

Hay varios tipos principales de soportes para espalda:

  • Collarines Cervicales: Para inmovilización en lesiones de columna cervical.
  • Fajas Lumbares Ortopédicas: Soporte de la zona sacra y lumbar. Para prevención y alivio de dolor abdominal
  • Fajas para Embarazadas: Se adaptan al crecimiento de la barriga aliviando y dando una sensación cómoda.
  • Corrector de Espalda: Ayudan a corregir una mala postura en la posición del cuerpo.
  • Cojines Lumbares: Corrige malas posturas de personas que pasan muchas horas trabajando.

¿Funcionan los soportes para la espalda?

En general, la mayoría de las personas que usan dispositivos soportes para la espalda sienten que les ayudan. Los médicos están tratando de aprender más acerca de qué tan bien funcionan los soportes y cuándo es mejor usarlos. Recuerda, que la necesidad de un aparato ortopédico debe ser determinada por tu médico.

¿Cuándo se utilizan los soportes para la espalda?

Diferentes problemas de espalda requieren diferentes soportes diferentes. Dependiendo de la zona dolorida, tendremos que utilizar una u otra ortesis. La espalda la podemos dividir en la parte baja de la espalda, la parte superior y la columna. Para la parte baja se pueden utilizar las fajas y cojines lumbares. De esta manera aliviamos el estrés que sufre la zona provocada sobretodo por malas posturas.

Para la parte alta de la espalda se pueden mirar, dependiendo la zona oprimida, inmovilizadores de clavicula o bandas costales y collarines.

Para la columna los correctores de espalda corregirán la postura hasta una posición correcta.

Consulta con tu médico si desea probar un dispositivo ortopédico.

¿Cómo cuido de mi espalda?

El mayor beneficio lo notarán aquellos que tienen problemas de espalda y cuello y están sufriendo dolencias físicas o dolor muscular como resultado de sentarse, caminar, o dormir de una manera incorrecta que conduce a la desalineación de la columna vertebral. Las órtesis de tronco ofrecen una serie de beneficios que incluyen: mejorar la apariencia, fomentar una buena postura, aliviar el dolor y volver a entrenar los músculos. Estos beneficios se pueden lograr usando una órtesis de espalda durante las actividades que se volverían demasiado incómodas sin él o como una medida para prevenir lesiones o empeorar aún más la mala postura.

Otras secciones: